¡¡¡ ATENCIÓN !!!


"Curanipe, navegando en el tiempo"
(El arca maulina del padre Samuel Jofré Rojas)

miércoles, 10 de marzo de 2010

Elogian respuesta de los chilenos frente al terremoto


SANTIAGO DE CHILE (AP) - Michelle Bachelet deja la presidencia el jueves con parte del país en ruinas y su popularidad por las nubes.

Por más que mucha gente diga que la respuesta del gobierno al devastador terremoto del 27 de febrero fue lenta e ineficiente, expertos en desastres naturales afirman que, por el contrario, el desempeño de las autoridades chilenas fue tan bueno que debería ser usado como modelo para el resto del mundo.

Una encuesta dice que la mayoría de los chilenos piensa que la respuesta fue un tanto lenta y que las víctimas del terremoto pasaron varias noches a la intemperie mientras sus casas eran saqueadas. La popularidad de Bachelet, quien entregará el gobierno a su sucesor Sebastián Piñera el jueves, sigue intacta. Y eso no le sorprende a los expertos.

Los entendidos en estas cuestiones admiten que la armada y las oficinas de emergencias no emitieron a tiempo un alerta de tsunami que pudo haber salvado vidas y que Bachelet tal vez se demoró un poco en sacar a los militares a la calle para controlar los saqueos.

Pero agregan que, como contrapartida, se hicieron muchas cosas bien. Elogian en particular el que se haya insistido en que la ayuda internacional respondiese a las necesidades específicas del país, el que restaurasen rápidamente las carreteras y el que se encomendase a los militares el manejo de la logística. Todas estas medidas hicieron posible que se distribuyesen 12.000 toneladas de ayuda en tan solo diez días.

Y a pesar de los grandes daños sufridos por los hospitales, se registraron pocas muertes desde que las aguas del tsunami se retiraron. El total de muertes es de 497 personas, relativamente bajo para un terremoto de semejante magnitud, aunque hay cientos de desaparecidos.

La persistencia de las críticas a su gestión derivó el miércoles en la renuncia de Carmen Fernández, directora de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior. Ella insistió en culpar a la armada por no mantener su alerta de tsunami.

Declaró que al enterarse de que bajo el gobierno de Piñera se iba a partir "prácticamente de cero", también influyó en su decisión de renunciar.

La vital carretera que recorre el país de norte a sur fue reparada en un día. Se colocaron gruesas placas de metal en las fisuras, se rellenaron huecos con grava y se limpiaron pronto los escombros de una docena de puentes peatonales destruidos. Las rápidas reparaciones hicieron posible el paso de una caravana de 100 camiones con ayuda que partió de la capital hacia los sectores más afectados.

"Estuvimos donde había que estar de inmediato", expresó Bachelet en una entrevista televisiva previa a la entrega del gobierno al millonario conservador Piñera.

La presidenta indicó que fue frustrante tener que tomar decisiones sin tener toda la información necesaria, pues los sismógrafos dejaron de funcionar al interrumpirse el suministro de electricidad, la armada dio datos confusos sobre el tsunami y en un principio no se percibieron indicios de saqueos. Bachelet dijo que el país necesita mejorar sus sistemas de alarmas y de comunicaciones en emergencias.

Veteranos de otros desastres naturales, no obstante, están impresionados con la respuesta chilena.

"No hay nada más frustrante que hacer llegar con ayuda a un sitio y ver que no es entregada a la gente que la necesita. Aquí nada es retenido. Todo es distribuido en el acto", manifestó el coronel Julio López, comandante de un escuadrón de la fuerza aérea estadounidense que ha estado transportando ayuda y personas en aviones de carga C-130 entre Santiago y Concepción, la ciudad grande más cercana al epicentro del temblor.

Diez días después del terremoto, más del 90% de las viviendas de la zona afectada tienen electricidad y agua, y medio millón de sobrevivientes reciben agua en camiones. Una cantidad de voluntarios asisten a 14.000 soldados que colaboran en las tareas de reconstrucción y ayuda y un exitoso teletón recaudó 60 millones de dólares, que permitieron construir refugios de emergencia para la mayoría de las personas humildes que se quedaron sin techo.

Los entendidos dicen que es normal que las personas de las zonas afectadas, que quedaron aisladas, se hayan quejado inicialmente y se hayan sentido abandonadas. Pero los expertos resaltan que la respuesta de las autoridades fue más que adecuada ante una tragedia que hubiera desbordado a la mayoría de los gobiernos.

El terremoto de magnitud 8,8 fue 500 veces más fuerte que el de magnitud 7 que estremeció a Haití recientemente. Fue tan intenso que cambió la órbita de la Tierra y desplazó a Concepción unos tres metros (diez pies) hacia el oeste, según los científicos.

Sin embargo, la infraestructura de Chile y los edificios más modernos, construidos para soportar temblores de magnitud 9, resistieron y la mayoría casi no sufrieron destrozos de importancia. Chile registró un saldo de muertos que fue ínfimo comparado con el de Haití, donde fallecieron unas 230.000 personas.

"La realidad es mucho mejor de lo que se pensó inicialmente", expresó Raúl Rivera, presidente del Foro Innovador, que promueve el desarrollo económico de Chile.

Piñera ha hecho llamados a la unidad y la solidaridad, pero al mismo tiempo criticó al gobierno saliente.

"Cuando hay un terremoto de esta magnitud, que uno sabe que va a interrumpir servicios básicos como electricidad, agua potable y va a generar temor, y va a generar también conductas de vandalismo y pillaje, el orden público tiene que garantizarlo desde el primer día", sostuvo Piñera en declaraciones a la radio ADN. "Aquí perdimos mucho tiempo en establecer el estado de catástrofe (...) Yo pedí públicamente al gobierno que estableciera el estado de catástrofe la mañana del domingo", dijo Piñera.

Una encuesta encargada por el diario El Mercurio, que apoya a Piñera, señaló que el 72% de los chilenos estima que la respuesta del gobierno fue tardía e ineficiente, y que el 60% cree que la distribución de la ayuda también fue demasiado lenta e ineficiente. En la encuesta fueron consultadas 600 personas en Santiago y el margen de error fue del 4%.

No obstante, una consulta más grande hecha antes y después del terremoto, indicó que el índice de popularidad de Bachelet del 84% sigue intacto.

La mayoría de los chilenos responsabilizan a la armada y a los servicios de emergencia por no haber emitido un alerta de tsunami. Y mientras que el 59% desaprueba la forma en que Bachelet respondió a los saqueos, más del 90% la respeta y considera que la presidenta se preocupa por ellos, de acuerdo con una encuesta de Adimark/GfK entre 1.100 personas de todo el país, con un margen de error del 3%.

Los chilenos resolvieron pronto los problemas de coordinación que tantas dificultades causaron en Haití y en ocasión del huracán Katrina en el 2005 en Estados Unidos, según López.

En el caso de Katrina, dio la impresión de que durante los primeros nueve días nadie tenía el control de la situación, lo que generó un caos y puso en peligro muchas vidas, expresó López. Agregó que "cada uno hacía lo que le parecía. Todo el mundo quería ayudar y nadie dirigía el tráfico".

También en Haití reinó el caos al comienzo. En ese país no había un gobierno efectivo y cuando los aviones llegaban con ayuda, nadie sabía qué hacer, señaló López. Las organizaciones no gubernamentales extranjeras se peleaban porque les diesen prioridad y muchos alimentos, medicinas y agua no fueron distribuidos con prontitud.

Bachelet, en cambio, ordenó un análisis de la situación y, en cuestión de horas, solicitó a otros países que aportasen hospitales de emergencia, teléfonos satelitales, puentes flotantes y centros de diálisis, equipo especializado que complementó los esfuerzos de los chilenos.

"En este caso se observó una respuesta efectiva y bien ejecutada", declaró Mark Ghilarducci, un estadounidense que tiene 25 años de experiencia en tareas de asistencia luego de desastres naturales. "He visto gobiernos que se toman mucho más tiempo para establecer un plan de acción y con una coordinación y comunicación mucho más deficientes".

"Es asombroso que haya habido tan pocas muertes con un terremoto tan fuerte", dijo Ghilarducci. "La espera no fue larga. Hubo una respuesta muy rápida y efectiva. Los equipos de búsqueda y rescate y los bomberos estaban donde tenían que estar".

"El gobierno se demoró 36 horas en sacar a los militares a la calle, pero eso no es mucho tiempo cuando se habla de un desastre de esta magnitud", acotó.

___

El redactor de AP Federico Quilodrán colaboró en este despacho desde Santiago.

Fuente: ar.news.yahoo.com - 10.03.10

La comunidad judía de Chile realizó un exitoso operativo solidario en las zonas afectadas por el terremoto

La comunidad judía de Chile realizó un exitoso operativo solidario en las zonas afectadas por el terremoto

AJN.- La Comunidad Judía de Chile entregó 50 toneladas de alimentos y productos de primera necesidad a más de 200 familias aisladas como consecuencia del terremoto que afectó a Chile. En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el director ejecutivo de la Comunidad Judía de Chile, Marcelo Isaacson, indicó que la campaña solidaria continúa y precisó que estará orientada, principalmente, a la recolección de dinero que será destinado a la reconstrucción del servicio de salud de la ciudad de Curanipe, devastada por la tragedia.

La Comunidad Judía de Chile entregó 50 toneladas de alimentos y productos de primera necesidad a más de 200 familias aisladas como consecuencia del terremoto que afectó a Chile hace diez días.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el director ejecutivo de la Comunidad Judía de Chile, Marcelo Isaacson, indicó que la campaña solidaria continúa y precisó que estará orientada principalmente a la recolección de dinero que será destinado a la reconstrucción del servicio de salud de la ciudad de Curanipe, afectada por la tragedia.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gabriel Zaliasnik, definió como “histórico” el operativo solidario en el que jóvenes judíos se desplazaron cientos de kilómetros para distribuir víveres a “más de 200 familias aisladas, lo que demuestra la profunda identidad y compromiso de las futuras generaciones con los valores judíos de Tzedaká y Tikum Olam”.

En coordinación con las máximas autoridades de la provincia de Cauquenes, Región del Maule, la Comunidad Judía de Chile canalizó en forma eficiente y oportuna más de 50 toneladas de productos destinados a la población de esa zona.

La ayuda montada en cinco camiones, dos aviones y un helicóptero, comenzó enviada hacia al sur cerca de las 2 de la madrugada del pasado sábado 6 de marzo, con el fin de proporcionar la ayuda solidaria a los cerca de 60 mil habitantes de Chanco, Pelluhue, Curanipe y las localidades rurales aledañas que integran la provincia de Cauquenes.

La comitiva de la Comunidad Judía de Chile estuvo encabezada por Zaliasnik, e integrada por el coordinador general del Comité de Emergencia, Andrés Guiloff, el presidente de B`nai Brith, Andrés Zeldis, el vicepresidente de la Comunidad Judía de Chile, Daniel Farcas, Isaacson, los dirigentes de la OSC, Andrés Ungar y David Rosowski y la directora del Vaad Hajinuj, Jackie Rosenberg.

La comitiva implementó un operativo solidario en la provincia de Cauquenes con el fin de beneficiar a los habitantes de la VII Región.

Lo donado, que tuvo como centros de acopio el Estadio Israelita y el Instituto Hebreo, incluyó mil trescientos kilos de carbón, mil botellas de alcohol gel, un camión completo de medicamentos e insumos médicos, carpas impermeables, ocho mil litros de agua, trescientos kilos de leche en polvo, cincuenta mil pañales, mil kilos de azúcar, quinientas frazadas, ropa, artículos de aseo, juguetes.

A eso se agregaron veinticinco toneladas de alimentos no perecibles y leche larga vida, entre otros productos e insumos de primera necesidad, y fue organizada, clasificada y embalada por cerca de 200 jóvenes judíos, integrantes en su mayoría de movimientos juveniles sionistas, quienes actuaron en coordinación directa con el Consejo Juvenil Sionista, entidad presidida por Roman Yosif.

En tanto, el doctor Alfredo Misraji, se desplazó en helicóptero con un equipo de asistentes médicos para hacer un diagnóstico en terreno de la situación de salud en Cauquenes, visitando centros médicos y hospitales en Chanco, Pelluhue y Curanipe.

El despliegue logístico de la Comunidad Judía de Chile se hizo en coordinación con el futuro intendente de la VII región, Rodrigo Galilea, autoridades del Ejército y Carabineros a cargo de la zona, el senador Hernán Larraín, la senadora Ximena Rincón, los diputados Palma, Urrutia y Ceroni, el alcalde de Cauquenes y el director del Hospital Provincial.

En diálogo con esta agencia, Isaacson destacó que las autoridades de la zona “tenían un relevamiento bastante importante de la zona y donde hacer la entrega”.

“Si bien nos concentramos en la ciudad de Cauquenes llegamos a distintos pueblos muy afectados por el terremoto y el maremoto. El mar arrasó con todo lo que encontró a su paso no quedó nada. Lo que uno ve es tremendo y desolador”, describió el dirigente.

Isaacson indicó que “la campaña sigue” y confirmó que realizarán una colecta para “reconstruir el servicio de salud de Curanipe, donde desapareció el hospital y está funcionando en una iglesia”.

“La idea es arrendar un hotel que afortunadamente quedó en pie para convertirlo en un hospital para que las necesidades básicas de atención se puedan brindar”, precisó el dirigente comunitario.

Finalmente, Isaacson confirmó que “todos los miembros de la comunidad están ubicados y gracias a Dios no hubo que lamentar víctimas fatales”.
GB

Fuente: Prensa Judía

domingo, 7 de marzo de 2010

Terremoto y tsunami 2010: Informe de un sobreviviente alemán desde Chile


RELATO DE KARIN Y PETER HAUG EN CHILE

A las 3:40 se desató el infierno


Wir hatten einen Schutzengel, der flüsterte uns zu : "Schnell weg von hier". Der göttlichen Stimme sind wir gefolgt, das war unser Glück !

Wir befanden uns mitten im Epizentrum im Badeort Curanipe nördlich von Concepcion, und dem darauf folgenden Tsunami entkamen wir nur um wenige Minuten durch die Flucht auf einen Hügel ausserhalb des Camping- platzes.

Der Reihe nach: Das garstig kalte und windige Patagonien hatten wir nach einer supertollen Schiffspassage verlassen und strebten nach Norden, der Sonne entgegen. Schon am Lago Villarica herrschte Badewetter, doch das genügte uns nicht, dem Strand galt unser ganzes Ansinnen, endlich wieder Strand! Auf einer Zwischenstation in Chillan suchten wir den badischen Winzer Maennle und fanden ihn nicht. Dann gab es kein Halten mehr, bei Chanco stiessen wir auf die Küstenstrasse und entschieden uns für den Weg nach links über Pelluhue nach Curanipe, zwei hübsche Badeorte mit feinen Villen den Hang hinauf. Durch Curanipe hindurch, über die Brücke am Ortsrand und sofort nach rechts in einen dichten Pinienwald hinein, da war der Campingplatz. Unser Stellplatz war der dritte vom Strand aus gesehen, ca. 50 m zum Wasser, der Wettergott bescherte uns sommer- liche 30 Grad, also alles wunderbar.

Der Tag hatte sowieso super begonnen, am Morgen war unsere vorletzte Lebensversicherung ausbezahlt worden, "fresh money" war in der Kasse, angesichts der teuren Reise eine Wohltat. Am Wochenende wollten wir fein essen gehen, pescado y marisco, wir waren bestens gelaunt. So weit, so gut.

Um 03:40 Uhr in der Nacht brach die Hölle los. Die Erde bebte, nein sie tobte, unser Womo drohte umzukippen, im Bett wurden wir von einer Wand an die andere geschleudert, begleitet von einem wüsten Donnergrollen, und schlagartig erloschen alle Lichter auf dem Platz. Stärke 9,2 auf der Richterskala soll das Beben gehabt und 9 min gedauert haben, doch das können wir nicht bestätigen, in so einem Fall verliert man jedes Zeitge- fühl und jede Sekunde wird zur Ewigkeit. Curanipe wurde später als der exakte Ort des Epizentrms angegeben.

Als die Erde sich beruhigt hatte, strömten viele hinaus zum Strand. Da standen wir mit zittrigen Knien und verwirrten Köpfen und blickten sorgen- voll hinaus aufs Meer, kam da was ??

Zurück am Womo gab es ein kurzes Gespräch : "Die anderen packen" "Wir auch ". In wenigen Minuten war das Auto startklar, wir fuhren den Wald hinaus auf die Strasse. Links war im hellen Schein des Vollmondes klar zu erkennen, dass die Brücke zerstört war. Rechts ging es eine An- höhe hinauf, das wussten wir, so 50 m über Meeresspiegel, das sollte eigentlich genügen. Viele Autos fanden sich ein, dann plötzlich ein Polizei- wagen, und der verkündete über Lautsprecher eine Tsunami-Warnung. Wir wurden sogar aufgefordert, über einen Feldweg weiter landeinwärts zu fahren bis zu einem Sammelplatz bei einem Gehöft. Dort parkten bald um die 50 Autos, und die Leute wussten sich schnell zu helfen. Im Nu loderten 2 grosse Lagerfeuer, und alle standen drum herum um sich zu wärmen. Was unten passierte, wussten wir nicht, die Handys bekamen kein Signal mehr.

Dann plötzlich kam ein Pickup gefahren mit 3 verletzten Frauen an Bord. Am schlimmsten erwischt hatte es eine Hochschwangere, deren Beine sahen aus wie zerquetscht. Auf der Ladefläche lag ihre Mutter, und die war tot. Nur wenige Minuten später kam ein voll besetzter Reisebus, die Insassen stiegen garnicht aus, die waren alle verletzt und völlig verstört. Das Wort Tsunami fiel und spätestens jetzt wussten wir, was die Stunde geschlagen hatte.

Nach Tageseinbruch hielt es keinen mehr da oben. Wir strömten alle hinunter, zunächst zum ersten Sammelplatz. Dort war eine jüngere Frau durch nichts mehr zu beruhigen, ihr 7-jähriger Sohn war ihr beim Flucht- versuch vom Wasser aus der Hand gerissen worden und in der Dunkelheit verschwunden. Bis 12:30 Uhr war nicht gefunden worden, es war entsetzlich !

Auf dem Campingplatz war festzustellen, dass längst nicht alle Besucher geflohen waren. Der Platz wies vom Strand zur Strasse hin eine Steigung auf, das Wasser war schon abgeflossen, wie in ganz Curanipe auch, und hatte nichts als Trümmer hinterlassen. Ein halbes Dutzend völlig demolierte Autos standen da, 20 m neben unserem Stellplatz war ein Reisebus geparkt, der war auch Schrott.

Das Sanitärgebäude und die Rezeption 100 m hinter uns waren zertrümmert. Einige Leute berichteten, wie sie das überlebt hatten, meistens indem sie sich mit aller Kraft an einem Baum festklammerten. Wer das nicht konnte, Frauen und Kinder z.B..Die Zahl von 10 Toten allein auf dem Campingplatz wurde bald bestätigt, dazu gab es einige Vermisste. So wurde uns eines klar: Wären wir geblieben, die Welle hätte unser Womo zerschmettert, und was mit uns passiert wäre, darüber wollen wir lieber mal nicht spekulieren.

Nachrichten flossen spärlich, der Strom war ausgefallen, Handys und Laptops waren ohne Signal, die Radiosender spielten Musik, die wussten nichts. Für uns stellte sich die Frage, wie wir hier herauskommen konnten. Alle Brücken an der Küstenstrasse waren kaputt, das berichtete die Polizei, Pelluhue war unpassierbar, wir sassen in der Falle, es gab kein Entkommen. 100 m neben der zerstörten Strassenbrücke aber war eine hölzerne Behelfsbrücke stehen geblieben, wohl für Fussgänger gedacht, die konnte unser schweres Auto unmöglich tragen, aber wir mussten hinüber. Ein junger Mann mit seinem kleinen Sohn war in allergrösster Sorge um seine Frau, die am Abend zuvor mit dem Baby nach Pelluhue gefahren war zum Besuch einer Freundin, nach Cauquenes wollte sie auch noch. Er kannte sich in der Gegend gut aus, er konnte uns die Strecke sogar genau beschreiben, und er bat uns inständig, ihn mitzunehmen über diese wilde, gebirgige Schotterpiste, wir würden das schaffen, auch wenn andere uns davon abrieten. Aber wir hatten keine an- dere Wahl, die Brücke hielt, das Auto schaffte die Steigung im grundlosen Sand im ersten Gang mit röhrendem Motor. Von oben war Pelluhue zu sehen, da war nur noch eine Wasserwüste, die Welle war ca. 1 km vorgedrungen und hatte alles mit sich gerissen.

Wir erreichten Cauquenes, der junge Mann hoffte, seine Frau dort zu finden. Jetzt erkannten wir das ganze Ausmass der Katastrophe, in den Aussen- bezirken war kein Haus mehr intakt, vor allem die alten Häuser aus Adobe waren eingestürzt, die Strasse war ein einziges Trümmerfeld. Am Rand sassen die Leute im Schatten von Bäumen und betrachteten regungslos das, was einmal ihr Haus war. Viele Zelte waren aufgestellt, die Chilenen sind ja ein Campervolk, und jede Familie besitzt ein Zelt. Im Zentrum sah es etwas besser aus, aber auch dort schwere Gebäudeschäden, unter anderem war die moderne Banco de Chile eingestürzt. Die Stadt war wie ausgestorben, alle Geschäfte waren geschlossen, und das sollte sich als Fehler herausstellen.

Jetzt erfuhren wir auch, dass es kein Benzin gab, ohne Strom kann man nicht tanken. Wir wollten vor zur Autobahn bei Parral, doch die war von Hunderten Lastwagen blockiert, nichts ging mehr. Nahe der Auffahrt entdeckten wir ein "Hotel - Restaurant Baviera" in bayrisch - deutschem Nationalistenstil, das Restaurant eine Galerie von Fahnen und Wappen, auch das der Bundeswehr, und vom Eingang aus stiess man auf ein grosses Foto vom Schlachtschiff Bismarck. Typischer Auslandsdeutscher, deutscher als die Deutschen. Der Typ bot uns aber alle Hilfe an, wir bekamen auch gleich Wasser aus der Zisterne, auf dem Rasenplatz vor dem Hotel hätten wir unbegrenzt stehen können.

Am nächsten Morgen überraschte er uns mit der Nachricht, dass der Stau sich aufgelöst hatte, und dass die Tankstelle südlich von Parral Benzin ausgebe, wir sollten uns sputen. Wir also schnurstracks hin und wir hatten Glück, 27 Liter konnten wir tanken, zu mehr reichte das Geld nicht, die Bankautomaten waren ja auch ausser Betrieb. Wir starteten nach Süden, ohne jede Streckeninformation, und peilten unseren Ausgangsort Villarica an, im Hinterkopf mit dem Gedanken, dass wenn alle Stricke reissen, wir uns enigstens mit Wasser aus dem See versorgen könnten. Bald waren wir ganz allein auf der Strasse, unterwegs waren alle Tankstellen geschlossen, und vor jeder standen Hunderte oder mehr Autos, gestrandet ohne Benzin. Überall das gleiche Bild, zerstörte Brücken, ungemütliche Umleitungen, oft garnicht beschildert. Die Autobahn war an vielen Stellen immer am Mittel- streifen wie aufgeschlitzt und aufgeklappt. Wir erreichten am Abend Villarica und atmeten tief durch. Zwei Stunden vorher waren hier die Lichter wieder angegangen und damit auch das Internet. Gebäudeschäden sind keine keine zu sehen, aber die Hälfte der neu erbauten Uferpromenade ist abgebrochen und nicht mehr befahrbar, 500 km vom Epizentrum entfernt ! Die Lage hat sich hier normalisiert, es gibt alles bis auf Benzin.

Oben im Norden ist das nicht der Fall, ganz im Gegenteil. Im Fernsehen sieht man üble Jagdszenen in fast allen Städten, am schlimmsten in Santiago und Concepcion, Polizei und Militär schiessen auf Plünderer, das ist wie Bürgerkrieg. Dabei hätte die Regierung wissen müssen, wie man so eine Situation beherrscht. Vor genau 25 Jahren war das letzte grosse Erdbeben in Chile, damals regierten die Militärs, und in wenigen Stunden waren alle verfügbaren Streitkräfte im Grosseinsatz. Die Geschäfte waren gezwungen zu öffnen, die Bevölkerung konnte einkaufen und verhielt sich sich diszipli- niert. Was fehlte, wurde sofort herangeschafft. Dieses Mal wurde erst 3 Tage gequatscht und wurden trauernde Staatsgäste empfangen, Hillary Clinton z.B. Wer 3 oder 4 Tage leben muss ohne Strom, Wasser und Lebens- mittel, der dreht durch. So ist das nun leider passiert, und als die Lage ausser Kontrolle geriet, wurden die Soldaten gerufen und gleich mit Schiess- befehl ausgestattet.

Wir befinden uns also in Villarica und harren der Dinge. Uns geht es gut, auch wenn der Schreck noch in allen Knochen sitzt. Wie es weitergeht, wissen wir noch nicht. In einer Woche wollen wir nach Peru fliegen, aber bis heute können nur in Santiago Flugzeuge landen, zum Abflug fehlt der Treibstoff.

Also wir warten ab, und nun grüssen wir alle vom wunderschönen Lago Villarica mit dem gleichnamigen Vulkan im Hintergrund.

Saludos e abrazos, de Peter y Karin

Excelente albúm fotográfico de la tragedia

AVES DE LA CALETA RESGUARDADAS POR EL S.A.G.


RESPUESTA FORMAL DEL S.A.G.

14.agosto.2008

Dando respuesta a don Juan (el editor del Blog), le puedo indicar que las aves que se menciona y que se encuentran gran parte del año en esta caleta, están protegidas por la Ley de Caza y su Reglamento (http://www.sag.cl/ ), además, está prohibido (según esta normativa) la caza o captura de estas aves cerca de casas habitación como ocurre en este lugar. Si se detecta caza o daños a estas aves debe acudir a Carabineros de Chile a hacer la denuncia puesto que está más cerca del lugar, también puede hacerla llegar a la oficina SAG más cercana que se encuentra en Cauquenes (fono 73-512124 )

Lo invito a informarse sobre esta normativa en nuestra página web y sobre las categorías de conservación de las especies que están listadas en el reglamento.

Atte.,

Luis Arturo Villanueva R.

Encargado Regional Subprograma de Protección de los
Recursos Naturales Renovables
SAG Región del Maule

¿Plátanos orientales?: un problema de 40 mts. de alto por 2 de ancho

Foto: Plátano oriental

(Grecia)

Vecinos de Curanipe: tenemos literalmente un gran problema que se nos viene encima:

la I. Municipalidad de Pelluhue ha plantado en calle Samuel Jofré Rojas (ex del Comercio) una gran cantidad de árboles, los que muy probablemente sean plátanos orientales, especies de gran tamaño que pueden llegar a medir hasta 40 metros de alto y 2 de diámetro.

Salvo, claro, las alergias (generan alrededor del 50 % de las rinitis), no habría habido mayor problema si éstos hubiesen sido ubicados en un parque o avenida; pero lo triste del asunto es que lo fueron al costado de la vereda oeste, pegados a las casas.

Sin lugar a dudas en los próximos años, entre otros, tendremos los siguientes problemas, que habrán tenido su origen en la imprevisión de las autoridades municipales:

* Rotura de pavimento.

* Rotura y levantamiento de veredas.

* Reblandecimiento de paredes de adobe por humedad y raíces.

* Daños en líneas eléctricas y telefónicas.

* Daños en techumbres de tejas.

¡Y como siempre pagará Moya!

22.08.08

¡¡¡ ALERTA VECINOS !!! gobierno aprueba criminal proyecto - OCTUBRE 2008

02.noviembre.2008
Asunto: Aprobación del Proyecto Los Robles... "sin vergüenza"


“Sin vergüenza”, los miembros de la COREMA del Maule aprobaron, el jueves 30 de octubre, el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Central Termoeléctrica Los Robles. El hecho de que este proyecto haya sido aprobado, a pesar de los graves daños ambientales y sociales que va a provocar en la Región del Maule, sólo puede ser explicado por la deficiente regulación medioambiental de nuestro país que le da poder discrecional a personas “incapacitadas” e “irresponsables” para tomar decisiones estratégicas.
http://www.conama.cl/portal/1301/propertyvalue-12908.html

Decimos “incapacitadas” porque no están en capacidad para resolver en forma independiente sobre un proyecto que afecta a toda una comunidad, y decimos “irresponsables” porque no se harán cargo de las nefastas consecuencias que este proyecto va a tener en el futuro.La resolución aprobó el proyecto “con condiciones”, sin embargo sólo establece condiciones menores que no apuntan a las objeciones trascendentes que se le han hecho al proyecto.

No han sido debidamente consideradas varias de las consecuencias relevantes del proyecto: el gran daño a la agricultura de exportación, el impacto en la salud de las personas y el impacto en los humedales y reservas naturales que se encuentran en la zona. Tampoco ha sido revisado el tema del clima, ya que nadie puede entender que una de las zonas de más viento en Chile (que incluso es apropiada para emplazar granjas eólicas), sea apropiada para una planta que maneja carbón y cenizas.

Por otro lado, no hay ninguna garantía que un puerto en esa zona de roquerío y vientos pueda funcionar (no por simple casualidad allí existe un Faro y se pueden constatar varios barcos naufragados). Podríamos seguir enumerando las incompletitudes, imprecisiones y distorsiones del proyecto, lo cual se agrava conla condescendencia extrema que la CONAMA tuvo hacia la empresa AES Gener S.A.

¡Algo funciona mal en nuestro país!

Pareciera que los compromisos de nuestras autoridades con el Medio Ambiente no son genuinos… no están en sintonía con el bien común; finalmente se imponen los poderes económicos que buscan una ganancia fácil e irresponsable.

Sin embargo, en lo que respecta a nuestra campaña contra la Termoeléctrica Los Robles, sólo hemos perdido una batalla. Si fuimos capaces de construir el Ataúd más Grande del Mundo, también seremos capaces de detener esta aberración medioambiental, así sea llevando el Ataúd frente a La Moneda.

VER PRESENTACIÓN POWER POINT:

http://es-la.facebook.com/group.php?gid=15658365909
Fernando Salinas Manfredini
No a la Termoeléctrica Los Robles.

Curanipe, Territorio Mapuche